Berrea del ciervo

berreaEn septiembre se despide el verano y el otoño llama a la puerta con uno de los espectáculos más estremecedores del Parque Natural de los Alcornocales: la berrea del ciervo.

Tugasa, la red de alojamientos rurales de la Diputación de Cádiz, organiza incursiones en el bosque para asistir a este ritual de celos y batallas entre los ciervos que luchan por hacerse con su harén y perpetuar la especie con los cervatillos que nacerán en primavera. Desde el Castillo de Castellar, acompañado de guías, podrá observar este gran espectáculo de la naturaleza. Del 20 de septiembre al 15 de octubre realizarán salidas por el Parque Natural de los Alcornocales para disfrutar del acontecimiento, convirtiendo la visita al parque en un espectáculo irrepetible.

El Complejo Rural Tajo del Águila también tiene ofertas de alojamiento para el fin de semana del 4 al 7 de octubre y hasta 9 actividades y visitas guiadas en el Tajo del Águila, Algar y Los Alcornocales, con la Berrea del ciervo como temática principal.

Por su parte, la Asociación de Senderismo Vulpes en colaboración con Delegación de Turismo de la Villa de Los Barrios organiza una excursión con acampada para el sábado 28 de septiembre por un precio de 20 por persona. Incluye rutas por el bosque de unas dos horas con monitores, un seguro y el desayuno. Los participantes deberán llevar sus propias tiendas de campaña, aunque en caso de no disponer de ellas pueden ponerse en contacto con la entidad con antelación para hacérselo saber y buscar una alternativa.

Genatur también ofrece la oportunidad de escuchar “in situ” el bramido de los ciervos sin necesidad de pernoctación. Son actividades que se desarrollarán en el Parque Natural de Los Alcornocales y acompañados de guías, adentrándose en el corazón del Parque, para disfrutar de la experiencia. Llevarán a cabo la explicación sobre el reconocimiento de la especie, biología, el crecimiento de la cuerna, el desmogue, etc. La actividad de la escucha de la berrea del ciervo se realizará en horario de 18:00 a 22:00 horas los días 20, 21, 27 y 28 de septiembre por un precio de 8 para adultos y 5 para niños, previa inscripción.

Los ciervos más conocidos en la zona como venados- cuentan en Los Alcornocales con una población de en torno a los 35.000 ejemplares que cuando acaba el verano se baten en una lucha sin cuartel por cubrir a las hembras.

La berrea comienza con los bramidos y continúa durante varios días con la batalla en la que chocan sus astas hasta quedar exhaustos. El sonido envuelve el corazón del parque y sus ecos se escuchan en un entorno de varios kilómetros, especialmente al amanecer y también cuando cae la tarde.

Este fenómeno natural dura casi un mes, suele empezar en septiembre -según el clima- y se prolonga hasta bien entrado el mes de octubre o de noviembre.

Herbívoros, errantes y noctámbulos, los venados de los Alcornocales son de color grisáceo en invierno y pardo rojizo en primavera, superan los cien kilos de peso y en julio se encuentran en su máximo esplendor. En la Sierra de Cádiz es la especie de caza mayor con más importancia cinegética y en los Alcornocales encuentra su refugio ideal.

Una vegetación desbordante

Su microclima, muy cercano al de las zonas tropicales, ha favorecido la proliferación de una vegetación exuberante, casi impenetrable con estrechos y profundos valles fluviales denominados canutos.

El parque cuenta con una superficie de 170.025 hectáreas y se extiende por la provincia de Cádiz de norte a sur, limitando al norte con el parque de Grazalema y al sur con el parque natural del Estrecho de Gibraltar.

Habituales de este parque desde el que se divida la costa africana- son el buitre leonado y el búho real. Corzos, nutrias y meloncillos encuentran también su hábitat en este parque, considerado el bosque mejor conservado de Europa.

Cigüeñas, águilas calzadas, halcones y numerosísimas especies se dan cita en este entorno excepcional para los ornitólogos y en el que se puede practicar el descenso de cañones, el piragüismo, visitar restos arqueológicos o dar un paseo en globo aerostático.

Aunque sólo pasear por los milenarios bosques de alcornoques es ya una aventura.

Fuente: Patronato Provincial de Turismo

 

Esta entrada fue publicada en Turismo en Cadiz. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario